Inicio Amor Los 4 placeres que toda mujer debe experimentar.

Los 4 placeres que toda mujer debe experimentar.

206
Compartir

Alguna vez imaginaste estar con tu pareja y poder disfrutar de diversos placeres?… suena genial, por ello en esta nota te explicamos cómo puedes lograrlo.

Por si no lo sabías la mujer puede disfrutar de diferentes tipos de orgasmo. Este clímax se da en ellas dependiendo de la zona que se estimule. Imagínate estar con tu pareja en la intimidad y poder sentir cuatro tipos diferentes de placeres.

Tengamos en cuenta que la sexualidad femenina es compleja y completamente diferente al de los hombres cuya sexualidad es genitalizada. Para poder excitarnos necesitamos de mucha estimulación y ciertamente integra en un todo, lo físico, corporal, emocional y afectivo, más aún si se trata de llegar alcanzar orgasmos. Cuando una mujer comparte su cuerpo con un hombre, generalmente lo hace por que está ligada afectivamente con él y no solamente por obtener placer físico.
Por eso es importante que junto a tu pareja puedan experimentar cosas nuevas en la intimidad, aquí te mostramos cuatro tipos diferentes de orgasmos que toda mujer debe experimentar.

Clítoris:

Esta es una zona que las mujeres adoran ser estimuladas, además es la parte sexual más conocida en la mujer y el más fácil de alcanzar gracias a sus 8.000 terminaciones nerviosas, el clítoris es una auténtica perla preciosa, un órgano diseñado exclusivamente para dar placer. Si eres como la mayoría de las mujeres, este es el camino por el cual podrás alcanzar directamente el orgasmo. Pero, según la sex coach Sylvia de Béjar, “esta modalidad resulta mucho más placentera si no te limitas solo a estimular esta zona. Sola o en pareja, acaricia, masajea o saborea otras partes íntimas antes de llegar a este punto”.

Podrías probar esta técnica pidiéndole a tu pareja que haga grandes círculos con los dedos sobre labios, vulva, monte de Venus y la pequeña capucha del clítoris antes de llegar a él. Estas caricias también son perfectas para utilizar como preliminares en posiciones como “la cuchara”, uno pegado al otro de espaldas durante el coito.
Otra opción sería, si te cuesta llegar al clímax mediante la estimulación de este pequeño botón de la felicidad como lo llama Béjar, prueba con un vibrador de dedo. A tu pareja, dale indicaciones muy claras sobre la intensidad, velocidad y presión que quieres.
El orgasmo vaginal:

Según Helen Kaplan, psicóloga especialista en Sexología y terapia sexual, un referente en la sexología moderna, cerca de un 30% de las mujeres tienen orgasmos por penetración. ¿Cómo lo consiguen? Más que por las habilidades de su pareja, la razón hay que buscarla en el famoso “punto G”, una zona eréctil formada por tejido rugoso que se encuentra en el primer tramo anterior de la vagina. Puede que no sea la penetración, sino la forma en la que se practica lo que impide tener orgasmos en los que interviene la vagina.
Cómo encontrar tu punto G, túmbate sobre un cojín para levantar la zona pélvica y junta los dos dedos de la victoria. Con cuidado, introdúcelos hasta alcanzar las 12 en punto y haz presiones sobre la pared anterior imitando el movimiento de “ven aquí”. De textura esponjosa y más o menos abultada, presionarlo puede producirte una sensación muy placentera o, a veces, ganas de hacer pis.

Durante el coito, el “punto G” se estimula intentando rozar lo más posible esta pequeña zona eréctil, puedes conseguirlo con cualquier postura en la que el pene toque la parte anterior de la vagina, como “el misionero”.
Es difícil llegar al orgasmo vaginal si no existe también una estimulación del clítoris. Si no lo consigues, se aconseja probar con un vibrador curvado para estimular el “punto G”.
Este clímax se da durante la relación sexual, aunque es uno de los orgasmos más difíciles de alcanzar pero no imposibles, ya que la penetración no causa un estímulo directo en el punto G. Para poder lograrlo es necesario realizar diversas posiciones que llegan a estimular esa zona, ya sea de pie, de rodillas, sentados, o de costado.
El orgasmo mixto:

Los expertos afirman que un orgasmo clitoriano y vaginal al mismo tiempo es el final más potente. “La estimulación simultánea del clítoris y del “punto G” produce orgasmos de gran intensidad, ya que se incrementa el número de terminaciones nerviosas que nos hacen sentir placer”, dice Max Rekarte, educador sexual de La Juguetería, formado en el Instituto Cultural de Sexología de San Francisco (EE.UU.). “Esto permite que el cuerpo femenino esté preparado para disfrutar plenamente de una penetración más profunda posteriormente”, añade.

Prueba la posición a horcajadas sobre el cuerpo del hombre es perfecta para conseguir este tipo de orgasmo, ya que puedes controlar la penetración y estimular tu clítoris gracias a la fricción.
Otra opción son los vibradores diseñados para el uso en pareja, casi todos ellos en forma de “U”, son perfectos para lograr este estímulo doble y disfrutar de la penetración vaginal al mismo tiempo. Pero no te olvides de cuidar todos los detalles desde el comienzo, porque sin un buen nivel de excitación, te resultará difícil lograrlo

Los orgasmos tabú:

Este orgasmo se da cuando tienes sexo anal, ya que el ano posee terminaciones nerviosas muy sensibles, similares al del clítoris, que te llevan al clímax con un mínimo esfuerzo, la estimulación del nervio pélvico a través del recto puede lograr un nivel de excitación sorprendente. Este estimulo se puede hacer con los dedos, la boca y obviamente con el pene. Antes de practicarlo es conveniente estimularlo de manera previa, relajarte y lubricar la zona. Para probarlo podrías comenzar con estimularte con algún juguete erótico.

Ramón Psicólogo

Enamorando. Me

@enamorandomeFP